miércoles, febrero 14, 2007

Los amorosos



Los amorosos callan.
El amor es el silencio más fino,
el más tembloroso, el más insoportable.
Los amorosos buscan,
los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian, los que olvidan.

Su corazón les dice que nunca han de encontrar,
no encuentran, buscan.
Los amorosos andan como locos
porque están solos, solos, solos,
entregándose, dándose a cada rato,
llorando porque no salvan al amor.

Les preocupa el amor. Los amorosos
viven al día, no pueden hacer más, no saben.
Siempre se están yendo,
siempre, hacia alguna parte.
Esperan,
no esperan nada, pero esperan.

Saben que nunca han de encontrar.
El amor es la prórroga perpetua,
siempre el paso siguiente, el otro, el otro.
Los amorosos son los insaciables,
los que siempre -¡que bueno!- han de estar solos.
Los amorosos son la hidra del cuento.

Tienen serpientes en lugar de brazos.
Las venas del cuello se les hinchan
también como serpientes para asfixiarlos.
Los amorosos no pueden dormir
porque si se duermen se los comen los gusanos.
En la oscuridad abren los ojos
y les cae en ellos el espanto.
Encuentran alacranes bajo la sábana
y su cama flota como sobre un lago.

Los amorosos son locos, sólo locos,
sin Dios y sin diablo.
Los amorosos salen de sus cuevas
temblorosos, hambrientos,
a cazar fantasmas.
Se ríen de las gentes que lo saben todo,
de las que aman a perpetuidad, verídicamente,
de las que creen en el amor
como una lámpara de inagotable aceite.

Los amorosos juegan a coger el agua,
a tatuar el humo, a no irse.
Juegan el largo, el triste juego del amor.
Nadie ha de resignarse.
Dicen que nadie ha de resignarse.
Los amorosos se avergüenzan de toda conformación.
Vacíos, pero vacíos de una a otra costilla,
la muerte les fermenta detrás de los ojos,
y ellos caminan, lloran hasta la madrugada
en que trenes y gallos se despiden dolorosamente.

Les llega a veces un olor a tierra recién nacida,
a mujeres que duermen con la mano en el sexo,
complacidas,
a arroyos de agua tierna y a cocinas.
Los amorosos se ponen a cantar entre labios
una canción no aprendida,
y se van llorando, llorando,
la hermosa vida.

Jaime Sabines.

16 comentarios:

Babel dijo...

Siempre me encantaron Los amorosos, desde que lo escuché en una vieja película mexicana...
Mil abrazos en este y todos los días!!! Blas :)

sirako dijo...

cuando empezaba a escribir, allá por mis dulces 16, profané este poema, pensaba que era una buena profanación hasta hace poco que lo leí.

buen poema pues.

Les temps sont durs pour les rêveurs dijo...

yo no lo sé de cierto, pero lo supongo.

Cyrana dijo...

Hoy me has dicho: ¡ amorosa !
Pero, ¿ya no sé si sentirme feliz?
Cyrana

Blas Torillo dijo...

Bebel. Sabines es uno de mis poetas favoritos. Desde la uni y "hasta nuestros días"... je

Sirako. ¿Profanaste? ¿Cómo? ¿Lo cambiaste o algo así "para mejorarlo"? Cuando era chavo era constumbre de los que "escribíamos", dizque hacerle mejoras a los textos. Duró poco el gusto. Cuando uno de nosotros quiso "mejorar" un poema de otro de nuestra "bolita". Ahí nos dimos cuenta de que lo que importa es lo que el autor tiene en la cabeza, no lo que los lectores quisiéramos que hubiese dicho. Así, el diálogo autor-lector es más rico, sin pretender cambiar lo dicho, sino sentirlo, comprenderlo o ambas cosas, si es posible.

Ami... Allá por las primeras entradas de este mismo blog, está es maravilloso poema del mismo Sabines, cuya postura política no compartí nunca, cuya actividad cotidiana nada tenía que ver con hacer poemas, pero que supo escribir lo que a mí me hubiera gustado ser capaz de escribir, porque lo sentía, pero nunca supe cómo.

Cyr. Mabel querida. Nada de eso. Hay que ser feliz, sin importar lo que Sabines nos quiera hacer sentir en contrario... je.

Besos a ellas, abrazo a él.

MAR dijo...

Los amorosos juegan como niños, se sienten solos porque no se tienen a si mismos.
Te quiero mucho,
mar

Blas Torillo dijo...

Gracias Mar amorosa también.

Sonia Betancort dijo...

Jaime Sabines! en el 99 le hicimos un homenaje en Salamanca, fue ahí cuando descubrí la profundidad de un poeta que con pasión vivió abrazado a lo importante. gracias por recordarme este poema!

Blas Torillo dijo...

Sonia. Gracias por venir. Espero... me gustará verte seguido por acá.

Casi tanto como lo que he leído de tu blog.

Trini dijo...

Y que placentero es, la mayor parte de las veces, sentirse amoroso...
He leído poco a Sabines, gracias por la recomendación.

Sam dijo...

de mis favoritos...hasta lo hice mío, y hasta pinté un cuadro inspirado en él...


Ahhh mi Buen Blas soy muy, pero muy feliz =) jíjoles creo que sí soy muy hedonista y sí, son mis piecitos jejeje es que mi buen Blas yo mido escasamente 1.48 cms =)

Besos, muchos...

Blas Torillo dijo...

Trini. Adelante con Sabines. Es (aunque murió) un gran poeta. No hace verso casi, pero es transparente y lúcido. Me ha gustado desde que era chavo. Gracias por venir y desde aquí te felicito por tus poemas. Me gustan mucho también.

Besos.

Sam.

¿Y qué tal si posteas tu cuadro "Sabinesco Amoroso"? Me (nos) gustará verlo. Estoy seguro.

Y siguen siendo bonitos tus pies, aunque sean pequeños. De hecho, aquí tu servilleta mido 1.73, pero calzo del 4 y medio, o sea que también tengo pie pequeño (Uys. Me sentí dinosaurio de película... ja).

Besitos.

chachairu dijo...

Este poema yo lo conocí en mis tiempos de secundaria. En esos días yo tenia una relación con una niña muy pequeñita(estatura) a comparación de mi, que no era noviazgo pero algo muy cerca, pues la novia era su hermana...como soy medio burro para esas cosas amorosas pues lo que se veía venir llego y la hermana salio lastimada, pero en fin la amiga y yo gozamos de un bonito e infantil primer amor o algo así nos pareció. Un día sentados en una banca, paso la profesora de literatura y nos juzgo así: “los amorosos”
cambiado de tema, por el de la música, me da gusto que te gustara un canción de mi blog, que bien que conozcas al Cicero, tiene buen swing y algunas letras tambien. Mi preferida es “zieh die Schuhe aus” que es algo así como “sacate los zapatos”
seguimos leyéndonos, un abrazo

Sam dijo...

Mi buen Blas!!

Mi cuadro está posteado en mi blog, desde hace tiempo, fué un regalo que le hice a mi novio en su cumple, el cuadro es casi de mi tamaño!!! mide 90x1.20 y tardé mes y medio en pintarlo, es de mis mejores obras!!!

jejejeje me dió risa lo del pie pequeño, ji ji ji ji

Besotes

sirako dijo...

sí sí, algo así, el cao no era mejorarlo la profanación tiene por objetivo, creo, un tributo o una crítica.

tomando la esencia de un texto, pero haciendo cambios realmente profundos, sin qe se deje de reconocer el texto de procedencia.

por ejemplo este que tiene una constante y gran fama,es un buen candidato pa profanarlo.

Blas Torillo dijo...

Iru... Todos somos medio burros para esas cosas del amor... eso es precisamente lo que nos mantiene aprendiendo... je. Y de la música, la que más me gustó es Schiess mich doch zum mond y luego esta del blog: Murphys gesetz. Salu2

Sam... En cuanto tenga un timpín, me doy mi vuelta a buscarlo... ¿me dices cómo se llama? Sale. Gracias. Lo del pie pequeño también me dio risa... y me acordé de la peli... no es mala en realidad. Besitos.

Sirako. Espero no tener una constante y gran fama... no sea que me quieras profanar... jajajaj...

Salu2