viernes, febrero 09, 2007

A veces...



A veces te me apareces de repente en los recuerdos
Una canción, una calle, una frase, una foto
Te me apareces como si no hubiera pasado el tiempo
Como si jamás y la muerte no existieran
Y en medio de cualquier lugar, tu rostro

Tus manos se ven sobre las mías
Y de vez en vez un regaño o un consejo
O una de tus sonrisas en mi mente
Tu paso a mi lado, rápido y firme, y tus manos

A veces te me apareces como diciendo
No te preocupes más hijo.
No tengas miedo ni escalofríos
No tengas dudas: Estoy aquí y estaré

A veces papá, estás aquí
Tu rostro, tus sonrisas y tus palabras
Tus manos fuertes sobre las mías
En las mías... y sé que aún cuidas de mí

Blas Torillo.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

PORQUE TE VAS? PORQUE TE VAS CUANDO TE NECESITO MAS?
PAPA,
BESITOS,
MAR

Trini dijo...

Por supuesto que aparece, mientras no dejes de amarlo, cosa imposible, siempre apareceré en tus recuerdos.

Un abrazo

chachairu dijo...

estimado blas me has dado, sin querer, un jaloncillo de oreja muy a tiempo...¿sabes? creo que tengo que llamar a casa...
un abrazo

STuPiD LiL MoNKeY dijo...

ke bonito ^^ no es algo ke yo haya tenido por su temprana ausencia :( pero me imagino ke es algo muy bonito...saludos afectuosos :)

Amèlie dijo...

Ser hijo a veces resulta tan cómodo. Uno necesita, y reclama, aunque aun sin notarlo también entregamos amor.
Pero el ser padre es eso y mucho más, es poner la vida por sobre la de la que ha creado, y crecer con eso.

Una vez me dijeron que un hombre (subentiéndase en los dos géneros), no está completo sin un hijo.

Cuánta razón, ¿no?

Saludos!

Blas Torillo dijo...

Mar. Gracias por venir.

Trini. Si. A veces se me olvida que está aquí sentadito junto a mí, pero cuando me acuerdo, le doy un abrazo.

Iru. Qué bien que te acordaste de tu familia. Siempre es bueno al menos mantener el contacto. Salu2 (a ti y a ellos).

LiL. Ya habíamos platicado de esto ¿te acuerdas?. Cuentas conmigo, para lo que se puede desde aquí. Besos.

Amélie... Amiga. ¡Qué bueno verte! Sip. Eso de tener un hijo es muuuuy importante para la vida, o al menos para la mía. Es como dice el dicho: Escribe un libro, planta un árbol y ten un hijo.
Besitos.

resonANSIAS MAGneticas dijo...

Ufffffffff Me suele suceder. me gusta encontrarme con estas resonansias magneticas, me gusta ir a la tumba de mi senor padre, plantar mis manos sobre su tumba e improvisar dialogos, como el que usted hace poemas. un abrazozozozote.

Blas Torillo dijo...

Resons... Yo casi no voy al cementerio, pero no por desapego, sino porque mis rollos "conversacionales" con mis muertos son más íntimos y menos "concretos".

Sin embargo, desde luego cuando llego a ir, platico más "concentrado".

Besos.

Sam dijo...

Mi buen Blas...hace un rato platicaba con una señora sobre éste tema, me regañaba por que yo no quiero tener hijos, de hecho me he topado con mucha gente que me lo insiste, creo que soy dueña de mi vida y de mi cuerpo NO VOY A TENER HIJOS, y no creo que eso me haga sentir incompleta...Me gustaron las palabras a tu Padre, yo nunca lo tuve a mi lado


...más besitos

Blas Torillo dijo...

Sam... si no quieres tener hijos, pues no los tengas. Si más adelante en tu vida cambias de manera de pensar, pues tenlos. Y si no cambias, pues eso... no los tengas. Y te diré que el trabajo de cada quien es precisamente aprender a ser dueños de nuestras vidas... algunos lo logran, otro nomás siguen dependiendo hasta que se mueren.

Besitos y ya no le hagas caso a esa señora. Gracias por lo que dices que te gustó de lo que le dije a mi papá.

Sam dijo...

Todo, me gustó todo...sin embargo,no siento un sentimiento por que nunca lo tuve...mucha gente puede moverles algo por que se identifican...pero yo nunca he dicho "papá"

Me gusta que lo tengas presente,sus regaños, sonrisas, apoyo después de todo tú tambien eres Papá...

mas Besitos

Enrico dijo...

Así que esta es la foto completa. En verdad hermosa. Ya veo de dónde viene tanta fuerza y ganas de vivir. Te dejo un poema sobre las presencias que vi en el blog de Marilui (http://lalectoradenovelasdeamor.blogspot.com/)

"Una noche se me apareció mi madre y quise tomar su mano, pero comprobé que sólo se trataba de una fragancia que había tomado forma."

E.T.A. Hoffman