viernes, septiembre 07, 2007

Llorar


La foto Agua 1
es mía.


A veces, como ahora, lloro.

Ya no sé por qué, o quizá nunca lo supe. Nunca sabré.

Lloro porque la música o porque los recuerdos.
Porque la vida o la muerte o la noche o por la aurora.

Porque una imagen o una voz.
Y luego las lágrimas saben a lo que sabe el mar.
Y lloro por el mar.

Por todas esas cosas que viví
Y por todas las demás que no recuerdo.

Lloro porque es humano llorar
Pero también lloro porque quiero.
A veces me gusta sentirme así.
A veces solamente.

Como ahora, a veces te me revuelves en las entrañas
O en la mente, los lugares, las canciones.
Y lloro como ahora.

No sé porque, pero sí sé.
La vida llora y es como yo o es que yo soy la vida.
Y llorar es como llover pero salado.

Lloro por un tiempo que pasó
Por un camino que anduve
Por una mañana contigo o sin ti.

Por que un sabor de pronto se me viene encima
Aunque esté muriendo de hambre
Por eso lloro y llora el hambre.

Es la historia y es mi historia.
Escuchar que soy somos pobres
Que la injusticia se ha instalado al lado
Y lloro.

A veces es mi patria la que llora y a veces mi alma.
A veces es la música o el llanto llora

Es que el llanto es mujer o memoria
Es caminar a su lado y saber que ya no está
Saber que no lo sabe y que no estoy ya allá.

Es que amigo es el llanto
Aquel que no se ha ido pero está y lejos está.
Es que el llanto es hermano sin genética.
Es esta música que está aquí adentro
Y en la nota que escuchas y en lo que sueñas
Cuando sueñas.

A veces lloro, como ahora, porque la edad se me ha caído encima
Porque empiezan poco a poco las derrotas
Y las victorias ya no son lo que antes eran y lloro.

Es una guitarra o un piano, un soneto o un verso
Una mirada o un lamento
Una vida que se busca y un encuentro.

Lloro porque ya ni sé.
Lloro porque para eso también es la mirada
Y los ojos que ven, también se nublan.

Es mi tierra y mi agua
Mi nación y mis lágrimas
Mi impotencia y mi intención.
Mi observancia y mi fragilidad.

Lloro porque estoy oyendo tu voz en mi recuerdo
Porque sé que no sabrás
Porque estuviste y estás
Porque, cada que vienes, te vas.

Lloro como ahora, de vez en vez
Como llueve en el campo
Como brisa en el brezo
Como camino el camino
Como canción que se vuelve y como niño en silencio.

Ya no lloro como antes
Antes eran lágrimas grandes y sollozos grandes
Ahora es en silencio, como queriendo que el mundo no despierte
Como queriendo no llorar. A veces lloro.

Y así, a veces, también me duermo.

Blas Torillo.

16 comentarios:

Black Morning Sky dijo...

Ahahahahaha master!!!! me hizo llorar!!!!

...palabras cansadas de buscarte,
tiradas en la arena de tu olvido,
con sus ala rotas de volar,
moribundas solo lloran y a mi, hacen llorar...
Sergio inicios del milenio

(ni recuerdo de cuando es)

Ahahah ya me dejo pensando oiga.....
Pasemos a otra habitacion...

Salvatore dijo...

Mi estimado Blas:
Como siempre es un placer entrar en contacto con tu poesía y tu sensibilidad. La verdad es que me gustan mucho la mayoría de tus blogs.
De nuevo te agradezco la visita y te comento que dentro de poco habrá una reseña más de otra novela de Yukio Mishima, que es un autor que yo también estoy descubriendo apenas, gracias a uno de los maestros de la UNITEC en dónde doy clases. Su sitio está padre, aunque casi no sube nada. Su sitio es http://larutaparalosolvidos.blogspot.com/ y ahora estamos estrenando un blog colectivo, en donde participamos cuatro maestros de la carrera de comunicación. El espacio se llama Creadillas Literarias, y su dirección es http://creadillasliterarias.blogspot.com/
Espero que te puedas dar un rol por estos espacios.
Me da mucho gusto saber que a veces lloras, pero que también a veces sueñas con cosas hermosas.
También me da mucho gusto saber que estás leyendo los ensayos de Montaigne, sin duda un pensador que tiene aún muchas cosas por decirnos a nosotros los hijos de la era posmoderna.
Yo también me quiero comprar esa edición de Sepan cuántos... que tú tienes, porque además de ser barata, contiene casi la totalidad de su trabajo.
Te mando un abrazo.

Jonice dijo...

Dear Blas,

This beautiful poem of yours has sent chivers up and down my spine. Has brought feelings I love to have. You travel amidst words in such a sensitive and human way! As a matter of fact, you travel among images just the same way, too. Both pictures - water and sky below are gorgeous!
And you know what? I'd love to try and translate this piece into English if you allow me to. And in case you say yes, I'd also love to count on your reading my translation to supervise the work and see if I can do a reasonable job on it. Will you please let know about that?
I'm glad yor back, friend!
Beijinhos :)

david santos dijo...

Gracias, Torillo, por tu poema. Es muy belo!


Los padres de Madaleine Macanne fueran constituidos argüidos, por eso san sus pechos de la muerte de su hija.
Últimas declaraciones de la policía portuguesa sobre este caso que tanto tenemos hablado estos últimos 4 meses.
Yo no credo que sea verdad, pero siendo verdad? Que Mundo es este en que nosotros vivimos?

David Santos

Blas Torillo dijo...

Sergio. Mira tú. La idea no era que lloraras, pero que bueno, porque has rescatado algunas letras. Y son buenas en verdad.
Un abrazo.

Salvador... Jaja. Que buen nombre para un blog... digo, por lo que implica pues. De Mishima, pues ya dije: está en la fila ahora. De Montaigne, también. Algunas cosas son viejitas pues, pero otras tienen mucha actualidad. Iré al blog de las creadillas y ya fui al de tu amigo. Tienes razón. Está padre.
Mientras, amigo, te dejo un abrazo.

Jon. You honor me. Translate it doubtless. And thanks for asking me to review the result. I'll do it and tell you, but I think it will not be necessary. Anyway, kisses and thanks for the things you say here. I feel more than fine.

Kisses.

David. Gracias por venir, por decir y por avisar lo de Madaleine. Espero que no sea verdad tampoco, porque habría que pensar mucho más profundamente qué es lo que podemos hacer. Un abrazo.

Trini dijo...

Y es que llorar es necesario Blas, así es como se lava el alma...
Precioso poema.

Un abrazo

Jonice dijo...

How great, Blas!
I'll love to do it. You can find my e-mail in my profile on my blog. Will you please send me sth. so that I can have your address to send you the translation?
Thank you :)

MAR dijo...

QUE LINDO Y PROFUNDO POEMA!!!!!!!!!!!!!!!
Yo también lloro amigo Blas muchas más veces de las que quisiera.
Te quiero y deseo que seas felíz.
mar

Natasha dijo...

Hola guapo amigo

"...cuando quiero llorar no lloro y a veces lloro sin querer" decía en uno de sus poemas el vate Rubén Darío

es una manera de saber que una está viva

Saludos Blas

resonANSIAS MAGneticas dijo...

J.B. Ay Blas, tambien de llorar se aprende.

Que belleza lo que has escrito. es facil sentirse identificado con todos esos motivos, muchos como tu dices, motivos sin razon.

Me llamo mucho la atencion lo ultimo, "antes eran lagrimas grandes y sollozos grandes", y ahora es en silencio. !es cierto!, mientras mas edad y motivos de peso que tenemos para llorar, mas en silencio lo queremos hacer. que cosas.

Un abrazooooooooooooooooooooote.

Ana R dijo...

Y es que llorar , aunque sea entre letras, siempre es un alivio para el alma.

Gracias por devolver mi visita y tus hermosas palabras en mi espacio.

Saludos

marvision dijo...

Hola Blas, soy marimar y te he dejado un comentario en el blog de Daniehlla, estoy en desacuerdo con tu forma de "generalizar" y te lo hice saber.
un saludo...marimar

Cristina Fornés dijo...

Ya lo dijo el Sabio: "El que añade sabiduría, añade dolor."
Hermoso poema. Un fuerte abrazo y un beso, para toda la flia.

Rayo de luz dijo...

Llorar a veces es bueno por que el alma busca las alas que se pierden con los suspiros
Besos Blas.

MAYA dijo...

Blas: En mi blog te he dejado un suspiro de un deseo con todo mi cariño. En la noche estoy entrando para ponerme al día en todos tus escritos.

Un abrazo amigo,

Maya

Cata Fdez dijo...

a veces yo simplemente lloro para volver a sentir el sabor de mi propia agua...