martes, marzo 04, 2008

Tristeza.


La foto del Trigo
es mía.


Que enorme tristeza verlos así
tan juntos y tan lejanos.

Que tristeza enorme.

Han sido juntos desde que fueron semillas
la simiente de un pueblo del que formo parte
la razón de mis sueños de un futuro
el pretexto para llamarnos uno.

Que enorme tristeza verlos así
tan juntos y tan lejanos.

Mas los deseos y desvaríos de unos y otros
los pecados y sufrimientos de cada uno
los sueños rotos y las almas enfermas
la ausencia de razón y la cosecha de odio

Los consejos malos, los intereses lejanos
las historias de dolor, los llantos hondos
las miserias y pobrezas que nos duelen tanto
la violencia cotidiana y la justicia ausente

Los dineros y poderes, las bajezas y traiciones
las planes de muerte y la misma muerte
las divisiones y creencias vanas
la pretensión de la verdad y la mentira

Todo ha abonado a la tristeza
y la violencia se pone el rostro de cualquiera
y cada cual piensa en su pellejo
y nos sale lo valiente para ocultar nuestro miedo

Que enorme tristeza verlos así
tan juntos y tan separados.

Y los que somos de aquí y de allá a un tiempo
los que no tenemos más pueblo que nuestros pueblos
a aquellos que no tenemos miedo de morir
nos quieren inocular el miedo de vivir

Los que estamos aquí y allá a un tiempo
los que compartimos la sangre y nuestra tierra
los que nos comprendemos unidos más que nunca
a los que no queremos guerra, nos han callado.

No nos dejan decir que no queremos muerte
y no queremos llanto ni miseria
no queremos poderes allende nuestro cielo
y no queremos un destino oscuro ni tristeza

No nos dejan decir que seguimos siendo hermanos
que unidos, más que nunca, somos todos una América
la Latina, la nuestra, la de todos, la que es de ti y la mía
la misma para todos los efectos

Y alguien quiere quitarnos nuestra paz
sin quitarnos la pobreza que lastima
quieren quitarnos la hermandad
sin dejarnos hablar y sin justicia

Alguien quiere ponernos a las armas
dejándonos la tristeza y la amargura
quiere que peleemos por pensar distinto
y por no hacer como dice lo que dice

Alguien sabe cómo llevarnos a caminos sin retorno
llenos de muerte y corazones rotos
vacíos de palabras y de abrazos
llenos de soledades y de odio

Que enorme tristeza verlos así
tan juntos y tan lejanos.

No dejemos que triunfen las diferencias
pero tampoco la pobreza y la injusticia
No dejemos que nos venzan los ardores
ni la ignorancia de lo que piensan otros

Que enorme tristeza verlos así
tan juntos y tan lejanos.

Hagamos que las cosas sanen
pero para todos, no sólo los poderosos
Hagamos que esta América tuya y mía
sea la de la paz, pero también la de la justicia

Que enorme tristeza vernos separados
cuando debemos estar juntos.

Blas Torillo.

2 comentarios:

Marcela dijo...

Querido Blas,

Maravilloso esto que escribiste. realmente, me dejaste sin palabras y todo esto que se está generando, causa tristeza y disgustos.
Ojalá que los hermanos sepan limar asperezas y puedan volver a darse un fuerte apretón de manos.

Un beso, amigo.

Jonice dijo...

y no queremos un destino oscuro ni tristeza

Beautiful and wise words. Such a beautiful poem, Blas!

I'll come back to read it again, once, twice... many times...

Beijinho