jueves, noviembre 02, 2006

El Burro y la Flauta




Tirada en el campo estaba desde hacía tiempo una Flauta que ya nadie tocaba, hasta que un día un Burro que paseaba por ahí resopló fuerte sobre ella haciéndola producir el sonido más dulce de su vida, es decir, de la vida del Burro y de la Flauta.





Incapaces de comprender lo que había pasado, pues la racionalidad no era su fuerte y ambos creían en la racionalidad, se separaron presurosos, avergonzados de lo mejor que el uno y el otro habían hecho durante su triste existencia.

_____

Augusto (Tito) Monterroso.
La oveja negra y demás fábulas.
Fondo de Cultura Económica / Conaculta. 1991

6 comentarios:

Cristina Fornés dijo...

¡Que tristeza! Pasar por la vida sin comprender que podríamos haber sido capaces de dar... lo mejor de nosotros mismos.
Un fuerte abrazo. Saludos para la flia. Cristina.

Blas Torillo dijo...

Si... es un poco triste, pero lo importante, como con todas las fábulas, es aprender la lección para nuestra vida...

Oye... ¿Y has entrado a los otros blogs?

Salu2 al galán y al hermano...

BAUDOLINO dijo...

Passo tempo a viver de espeança, de que amanhã o meu sol possa brinhar entro de mim...

Les temps sont durs pour les rêveurs dijo...

Hola!!
Blas? Torillo? Don? Sr.? Lic?
jaja q cosas no para empezar
soy Angélica puede (s) llamarme como seaaaa la mayoría de las personas dicen Angie y yo volteo.

Ahora, como el blog de politicando ya lo comenté ahora me entrometo en este que me pareció igualmente interesante.

Mis estudios son de Relaciones Internacionales en la FCPyS de la UNAM, por lo que estos temas me interesan, pero mi mayor interés está enfocado a América Latina por eso mi tesis a grandes rasgos habla de la relación de México con los países del Mercosur.

Respecto de esta entrada, las fábulas son maravillosas, me parece que permiten como bien menciona (s) aprender, lo cierto es que podríamos hacerlo un cuento quitándole el elemento animal y tendríamos como resultado una historia que desafortunadamente se repite de manera muy constante en las personas....

Creo q me extendí jeje es una cualidad/defecto
saludos
buen miércoles!!!

Rafael dijo...

Esta fábula no me gusta...

Porque lo que yo quisiera es que el burro y la flauta hubiesen disfrutado felices el momento y que el momento les hubiese dado motivo suficiente para seguir viviendo con un recuerdo sublime en sus vidas....

Algo así como Lo bailado ni Dios lo quita

A mí por lo general he vivido momentos sublimes con mis hijos, con mi esposa, con mi familia y mis amigos, y la mayoría de las veces suceden como cuando el burro tocó la flauta, de repente algo mágico aparece y queda para la posteridad... y como recuerdo queda, no me regreso avergonzado a mi triste existencia como en la fábula..

Yo pondría:

Incapaces de comprender lo que había pasado, pues la racionalidad no era su fuerte y ambos creían en la racionalidad, se separaron contentísimos y orgullosos de lo mejor que el uno y el otro habían hecho durante su previa existencia, luego se guiñaron el ojo y se dijeron... ¡¡a ver si la próxima nos sale mejor!!! a lo lejos pueden verse el burro y la flauta felices recordando su andanza

Blas Torillo dijo...

No estaría mal este final... ya nomás habrá que contactar, a despecho del blog de ciencia, al bueno del Tito Monterroso pa' decirle que cambie su mugre texto...

Jajaja...

Pero esa es la idea mi querido Rafa... Que nos pongamos a pensar que no somos ni ese burro ni esa flauta, sino simplemente los que somos, queriendo ser felices...

No más.